¿Por qué es importante leerle a los bebés y a los niños?

“Así poseas riquezas incalculables, cofres de oro y joyas
deseables, jamás podrás ser más rico que yo: pues tuve
una madre que me leyó.” –

Strickland Gillian, poeta.

Tuve la oportunidad de coordinar un proyecto que llevaba literatura infantil a todos los rincones de Colombia. Fui testigo del gran impacto de desarrollar, una cultura y unos hábitos alrededor de la lectura, desde los primeros años de vida y en familia.

Hoy les comparto argumentos, para que se convenzan aún más y se aventuren con muchas más ganas, en este mundo de leer con los más pequeñitos!

Imagen de 5311692 en Pixabay

Es importante leerle a los bebés y a los niños porque…

– Durante los primeros años de vida, la arquitectura del cerebro se está formando. Todas las actividades que compartamos con nuestros bebés, en esos primeros años, tendrán más impacto que en cualquier otra etapa de la vida.

– Es una manera de enseñar el poder de las palabras, lo que ellas representan y como ayudan a nuestros hijos a descubrir, entender y conquistar el mundo.

– Es un camino compartido, en el que acompañamos a nuestros hijos, a descubrir quienes son y les abrimos un mundo para que sueñen con todas las posibilidades de lo que quieren y pueden llegar a ser.

– Es una gran vía de acceso al conocimiento y la expresión: si quiere saber sobre algo, juntos podemos leer sobre ese tema. Más adelante, puede expresarse través de palabras propias o prestadas de un autor con quien se haya identificado.

– La lectura compartida es un tesoro. Un momento de oro en el que se crean y se fortalecen los vínculos afectivos entre padres e hijos.

– Es una oportunidad maravillosa para jugar con las palabras, darles una entonación diferente, acompañarlas de gestos y tacto, de movimientos y de posturas. Cómo padres, podemos volvernos niños al leer un cuento a los más pequeñitos, y eso a ellos les encanta a carcajadas!

– Es una manera de aproximarnos a la lectura, no como una asignación de la escuela, sino como una actividad en familia. Algo que se disfruta, no que se impone ni es aburrido.

– Leer es la herramienta más poderosa para destruir la ignorancia, la pobreza y la falta de esperanza. Y el mejor momento para que nuestros hijos se convenzan de este argumento, es precisamente desde el comienzo de la vida.

– No se trata sólo de enseñar a leer sino de enseñar a querer leer. Algo que se hace por gusto, no por imposición.

– Esto influye más adelante en el desempeño académico. Más libros leídos en casa con papá y mamá, significan más palabras y vocabulario escuchado y usado en casa, y esto a su vez significa mayor comprensión de lo que se enseña en la escuela.

– Leer es un ciclo de eficiencia: entre más leo, mejor leo, más lo disfruto y entonces quiero leer más y así vuelve y comienza el ciclo.

– Es un derecho! El derecho a la educación y a la información empieza por oír y disfrutar palabras en casa, y mucho mejor si esas palabras tienen un sabor único a papá y mamá.

– Porque sí. Porque es un plan rico. Porque lo disfrutamos. Por gusto! Ah si, y porque siempre queda algo más por leer.

“No fomentamos la lectura para exhibir bebés
superdotados sino para garantizar, en igualdad de
condiciones, el derecho de todo ser humano a ser sujeto
del lenguaje: a transformarse y transformar el mundo y a
ejercer las posibilidades que otorgan el pensamiento, la
creatividad y la imaginación.” –

Yolanda Reyes, escritora.

Comentarios

    1. Autor de la
      Entrada
  1. Nury

    ¡Excelente artículo, sencillamente escrito y lleno de sabiduría. Eres ejemplo de lo que escribes, por eso revelas con precisión y aciertos tus inspiradas palabras!
    ¡Gracias por repartir conocimiento!

    1. Autor de la
      Entrada
  2. Silvina

    Soy docente y mamá y tanto en casa como en la escuela fomento la lectura, yo creo que si los padres y maestros son lectores y dan el ejemplo es más fácil. Si ellos nos ven emocionados, divertidos o ensimismados por un libro, querrán conocer todo lo que les puede ofrecer a ellos. Genial el artículo. Gracias.

    1. Autor de la
      Entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *