Mamá y el Océano: 5 ideas

Huatulco Coastline

El momento en el que le presentamos a nuestros hijos por primera vez la inmensidad del mar es casi como un rito de iniciación, es un asombro a primera vista, un sentimiento sobrecogedor de calma y fuerza, el arrullo de la canción de las olas incansables, huellitas de pies que por primera vez sienten la arena, experiencia de vida. Sin duda un momento que no se olvida!

Hijo he ahí tu mar, mar he ahí tu hijo. Porque sin mar no habría vida, aunque sin humanos… si habría mar.

Hoy, con motivo del mes del Océano y el llamado que la ONU nos ha hecho como mujeres a participar más en la vida de los Océanos y en todas las profesiones relacionadas, les traigo 5 cositas bien específicas que cómo mamás podemos hacer por nuestros océanos y con nuestros hijos.

Huatulco Coastline

1.Pongan el tema sobre la mesa, inicien la conversación. Hablen del Océano, compartan sus ideas creativas de lo que hacen por el mar desde sus roles a todo el que las quiera oír. Especialmente a sus hijos. Pregúntenles por sus animales marinos favoritos, por sus paseos a la playa, los ríos o los lagos que más recuerden. Aprovechen cada vez que usen agua, en la diferentes actividades del día, para pensar ustedes mismas en la conexión de nuestras vidas con el ciclo del agua y conversenlo con sus hijos. Que está reflexión por nuestros Océanos, hoy más apremiante que nunca, se vuelva parte habitual de lo que pensamos y vivimos.

2. Desplastifiquemos – y de paso desmoneticemos un poco – las fiestas infantiles. Tengamos el coraje del salmón y vayamos contra la corriente. No caigamos en esa competencia por celebrar cada cumpleaños con arco de 100 bombas y decoraciones, manteles, platos, vasos, cubiertos, bolsas de sorpresa, bolsas para la piñata… todo de plástico o peor aún de icopor. No se trata de no celebrar, no para nada, sino de volver a lo esencial, a celebrar la vida y la conexión humana. De nuevo: iniciemos la conversación.Tal vez no reemplacemos todo pero empezamos a disminuir y cuestionarnos: y si busco decoraciones en madera reutilizables? y si hacemos las bolsitas de sorpresa de papel reciclable y las adornamos con dibujos del cumpleañero?

3. Que se ponga de moda repetir ropa! Creo que no me equivocaría, al afirmar que las mamás somos las encargadas del Departamento de Compras de Ropa en cada familia. Bueno, pues con el tema de la ropa, es mucho lo que podemos ayudar a los océanos. Propongo cambiar el «Fast Fashion» por el «Eco Fashion», que se vuelva de moda repetir y cuidar la ropa. Que al vernos varias veces en fotos con la misma ropa, pensemos de nosotros y de los otros «que emoción más chance de vida para una tortuguita».Que nos cuestionemos dos y hasta tres veces antes de añadir más prendas al closet y de paso ahorramos para la siguiente idea.

4. Explora los océanos! «La gente protege lo que ama» – Jacques-Yves Cousteau. Que frase más cierta para nosotros como padres! Compartamos en familia la emoción de planear un viaje a la playa, de realizarlo, de aprender del lugar al que vayamos a ir, de asombrarnos, de amar y experimentar con respeto la vida y la belleza imponente del mar. Hagamos la tarea bien, busquemos hospedajes y actividades ecoamigables, no seamos parte de ese turismo depredador.

5. No dejemos huella. Creo que ha llegado el momento de actualizar el dicho de «dejar las cosas mejor de cómo las encontraste» por «dejar las cosas cómo si jamás hubieras estado ahí». Cuando vayamos a la playa, al río, al lago, al páramo, al bosque, al parque o hasta a la selvas de concreto que son nuestras ciudades, no dejemos rastro. En lo posible no llevemos plásticos y recojamos aún lo que no hayamos hecho nosotros.

Término confesandoles un miedo. El miedo a que la próxima generación, no pueda experimentar la emoción de presentarles personalmente a sus hijos la inmensidad del océano. De los hábitos que nos esforcemos por vivir hoy, depende ese precario futuro. Empecemos por una pequeña acción, pero empecemos.

Bonus!! Sigan la cuenta de @exptribuga. Si son Colombianos deben haber oído sobre la propuesta de construir un puerto en Tribuga, y está cuenta de Instagram les dará suficientes argumentos para ponerse del lado correcto. Si no son Colombianos, igual vale la pena conocer de la vida natural de ese lugar en el mundo que tiene que ver con el resto del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *